Clickbait para hoy, hambre para mañana

Clickbait, los anzuelos en la Red

Enrique Dans dice que el clickbait “es la perversión del periodismo en la Red”. Lo cierto es que las redes sociales son un gran apoyo para la difusión de los contenidos y cada vez es más habitual encontrarse frases que pretenden llevarnos a consumir páginas web. El modelo de negocio actual basado en el consumo de páginas vistas, interstitials y banners nos lleva a situaciones dominadas por el denominado clickbait. El clickbait [“cebo de clicks”, literalmente] es “un término peyorativo que describe a los contenidos web que apuntan a generar ingresos publicitarios en Internet, dependiendo de titulares sensacionalistas para atraer mayor proporción de clics y fomentar el envío de dicho material a través de las redes sociales”, según la Wikipedia.

kristinapach_clickbait_pros_-y_-contras

Este fenómeno muchos medios lo han convertido en uno de los pilares de su estrategia y aprovechan en mayor o menor medida la mayoría de medios usando titulares ‘anzuelo’ para hacernos picar y compartirlo en las redes sociales.

Es habitual encontrarse con tweets que fomentan el llamado curiosity gap [la brecha de la curiosidad]: “No vas a creer lo que sucede a continuación…”; “Esto es lo que dijo Fulanito”; “Si usted bebe agua de limón caliente cada mañana por un año, esto es lo que sucederá”…

No tengo claro que los listicles se puedan considerar puramente un tipo de clickbait porque al fin y al cabo estamos ordenando la información en diferentes puntos, no forzosamente falsos.

click-bait-640x360

Lo cierto es que el clickbait se basa en hacer que el lector haga click en el enlace y entre en el contenido. Es básicamente algo similar a lo de acusar a un medio impreso de utilizar un tono editorial sensacionalista o amarillista. “El clickbait es un cáncer del periodismo online, la encarnación del amarillismo en la Red, y algo que todo medio que no quiera ser calificado como sensacionalista debe intentar evitar”, dice Dans.

[Tweet “”El clickbait es un cáncer del periodismo online, la encarnación del amarillismo en la Red””]

Upworthy, Upsocl, BuzzFeed empezaron a producir este tipo de contenidos y el resto de medios digitales han extendido la mancha hasta límites insospechados, dinamitando su credibilidad. Aquí descubrimos un buen análisis de The Awl, en el que hay hasta 10 análisis sobre el fenómeno BuzzFeed. El Nieman Lab, por su parte, también ha analizado el fenómeno clickbait basado en la empresa de medios creada por Jonás Peretti y John S. Johnson III. 

Pervirtiendo las redes sociales y los contenidos digitales

Aquí van algunos ejemplos que últimamente he descubierto. Llega un punto en el que el clickbait se produce incluso dentro de los artículos. Son cada vez más habituales artículos en los que hay simplemente el interés de engañar a los lectores y la información básica aparece desordenada en titulares, subtítulos y textos.

 

Razones para no usar el clickbait

Para los medios de comunicación esta práctica es pan para hoy, hambre para mañana. Los titulares que usan clickbait, por lo general, difieren del contenido publicado, lo cual lo hace una táctica engañosa. Así pues, es perjudicial ya que:

  1. Engañamos a los usuarios. Cuando añadimos un link a un contenido engañoso estamos provocando una situación de insatisfacción al usuario, que perderá confianza en nuestro producto o servicio, condicionando gravemente su experiencia futura. El click no lo justifica todo.
  2. Infravaloramos la efectividad de los contenidos de calidad. Si nos acostumbramos al engaño, estamos infravalorando nuestra capacidad para producir contenidos de calidad.
  3. Los clicks no lo son todo. El tiempo de visita de nuestros usuarios se reduce considerablemente. La gente pincha el link, busca rápido y al no encontrar lo que dice el titular, se va inmediatamente. Google está primando la visita de calidad, con un tiempo de permanencia superior.
  4. Pérdida de valor de tu marca. Engañas al usuario y el usuario pierde confianza en tu marca como generador de contenido de calidad. Eso es básico para reducir el valor de tu marca. Además, como dice Kristina Pach, “tu marca se puede ver vinculada a titulares morbosos que pueden no beneficiarle contribuyendo a distorsionar la imagen que quieres transmitir”.
  5. Reduce el interés en tus redes sociales. Convertir las redes sociales en anzuelos para llevar al público a tu web desgasta su potencialidad como herramienta de relación con los usuarios. Usas las redes como canal unidireccional, rompiendo su naturaleza y el engagement que se puede utilizar con los lectores.

Clickbait

Sobre el autor Ver todos los artículos Web del autor

Miquel Pellicer

Periodista y antropólogo. Nacido el año en que murió Elvis. Educado en los medios de comunicación locales, es autor del blog MiquelPellicer.com. Actualmente, director de Estrategia y Comunicación en Grupo Lavinia. Palabras clave de su currículum: FC Barcelona, Mundo Deportivo, Ayuntamiento de Barcelona, Enderrock, Transversal Web. Galardonado en los Premios Blocs Catalunya 2010 y miembro fundador del BCN MediaLab. Autor del libro Optimismo para periodistas.

2 ComentariosDejar un comentario

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *