World Press Photo 2017: la lucha contra las fotografías manipuladas

Lars Boering

Editor’s Choice #69

Estamos ante un reto para el fotoperiodismo y la fotografía documental. Los fotógrafos ya se encuentran con la obligación de demostrar que su foto no ha sido manipulada. Y en esta encrucijada, los medios de comunicación juegan un papel muy importante. “Ya no es una cuestión del World Press Photo, es un debate de la industria” ha dicho Lars Boering, director del WPP. “Es una decisión de la que estamos fuertemente convencidos: no pueden haber fotografías manipuladas” añadió. “Los medios de comunicación quieren ser los primeros en publicar una foto y hay que verificar la procedencia o se cometen errores” sentenció Boering.

Cuando Boering tomó las riendas como director del World Press Photo en enero de 2015, se acababa de dar a conocer los ganadores de las diferentes categorías que premían las mejores imágenes del año anterior. Se supo que el 20 % de las fotografías recibidas habían sido descartadas por haber sido manipuladas y entonces salió a la luz que una de las imágenes premiadas -la de Giovanni Troilo en la categoría de Contemporary Issues (categoría de historias)- había sido descalificada por situarse en un lugar diferente de donde se decía que había sido disparada.

Entonces, Boering anunció un nuevo código de ética para las próximas ediciones. En el WPP2016, las imágenes se someterían a un chequeo más exahustivo para encontrar las que podían estar manipuladas. Este año, la cantidad de fotografías que han sido descartadas ha sido similar al año anterior.

En pocos meses hemos asistido ha un incremento de la propagación de noticias falsas o intencionadamente sesgadas para crear corrientes de opinión. Cuando uno de los principales periódicos ingleses crea una sección para desmontar noticias que les pueden sonar falsas, es que algo está pasando. Y la fotografía no es ajena a esta tendencia.

La lucha por la vericidad de las imágenes ha empezado.

World Press Photo Winner Burhan Ozbilici

Quizás por esto, la fotografía premiada este año como mejor imagen de 2016 es la Burhan Ozbilici. La crudeza del momento del asesinato del embajador ruso en Turquía mientras realizaba una conferencia en una sala de arte, no deja lugar a dudas ya que también quedó registrada por televisión. Impactó al mundo y a los miembros del jurado del WPP que justifican la elección en un video.

No todos los miembros del jurado han estado de acuerdo con la elección. Stuart Franklin ha mostrado su disconformidad alegando que se da publicidad al terrorismo eligiendo la foto de Ozbilici. “Es importante destacar que el premio es por capturar un momento noticiable, no juzgamos el evento en el que se desarrolla” se ha defendido Boering. “Agradezco a Franklin que haya abierto este debate, ya que es bueno para la fotografía”.

Por su parte, Burhan Ozbilici, ha declarado que “esta fotografía prueba que necesitamos un gran periodismo. Siento que este premio da más responsabilidad a mis colegas y me hace confiar en el buen periodismo”.

 

Sobre el autor Ver todos los artículos

Carles Vila Rovira

Periodista y fotógrafo. Apasionado por las imágenes en blanco y negro y el fotoperiodismo que cuenta una historia con una sola imagen.

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *