Paul Miller, el hombre que se desenchufó de Internet

Share

Paul Miller se plantó, decidió que Internet le estaba “corrompiendo el alma”. Deseaba cortar la dependencia a los likes, revisión del correo electrónico y etiquetas constantes. Por eso, hace más de un año se desenchufó de Internet y giró su vida 180 grados. Este periodista norteamericano se convenció que ya no pasaría gran parte de su tiempo enganchado a una pantalla de ordenador o a su smartphone.

Fruto de este intenso trabajo de campo nació ‘Finding Paul Miller’ un documental en el que ha contado sus reflexiones, sus temores y sus anhelos. El hombre que se desenchufó de Internet un 30 de abril de 2012 ha vuelto este mes de mayo para explicar su historia en The Verge.

Miller, que concebía Internet como algo que desconectaba a la gente, finalmente ha reflexionado sobre el concepto social de la red, donde a veces podemos estar más conectados con gente de Washington, Roma o Melbourne que de las personas que más cerca tenemos. Como el propio Miller afirma, en palabras de Nathan Jurgenson, “hay un montón de ‘realidad’ en lo virtual, y un montón de ‘virtual’ en nuestra realidad”.