Audiogramas, un pasito adelante en la radio digital

Ya hemos ido descubriendo hacia donde avanza el futuro de la radio y cada vez queda más claro que en la nueva cultura digital el audio primero se ve… y luego se escucha. Así lo plasma Luismi Pedrero, profesor de comunicación audiovisual de la Universidad de Salamanca, que también nos explicaba 5 tendencias de la radio para este año 2016. De ellas escogeré 3 que permiten entender el concepto de audiograma:

1. La Radio no lineal

Más allá de la clásica parrilla de programación pensada y estructurada por el “aquí y ahora” y ante los cambios de comportamiento de los oyentes, los operadores de radio están obligados a la creación de contenidos elaborados, atemporales y susceptibles de consumir en diferido.

2. La Radio visual

El entorno digital proporciona al elemento sonoro una ventana más eficiente, la pantalla del móvil. La radio suma ahora a su relato oral un tratamiento audiovisual, hasta el punto de que en la BBC ya existe la figura del responsable del área de radio visual.

3. La Radio viral

La radio ha asimilado la relevancia de estar presente en las redes sociales como fórmula para la promoción de locutores y espacios, la captación de oyentes y la viralización de los contenidos. Las estrategias sociales actuales reclaman exprimir al máximo la hipertextualidad y multimedialidad de Internet.

¿Que es un audiograma?

El audiograma, técnicamente es un gráfico como este, que ofrece una descripción detallada de la capacidad de oír y se podría definir como un retrato de la capacidad auditiva de una persona:

Tonaudiogramm_w_sens

Pero también es el formato que ha escogido este año la WYNC (New York públic radio) para introducir y promocionar sus audio en las redes sociales:

También podemos ver como ya lo utiliza la Cadena COPE:

Simple y llanamente, se trata de introducir el archivo de audio en un player de vídeo, acompañado de un frame descriptivo y atractivo. Los audiogramas pueden ser reproducidos en Twitter, Facebook y Instagram y los usuarios los pueden compartir y embedar.

Algunas dudas sobre los audiogramas

Particularmente, me surgen varias preguntas a las que intento poner solución:

  • La reproducción automática sin audio en Facebook, Twitter y Instagram. Obliga a acompañar el audiograma de una llamada a la acción efectiva para activarlo, aprovechemos todas las opciones visuales (imagen y texto) para conseguirlo.
  • El consumo de datos, hemos de tener en cuenta que varía en función de factores como la resolución a la que lo estamos viendo en la pantalla, el formato y la conexión que disponemos en nuestro móvil. Por ejemplo, para un vídeo de 4 minutos en Youtube obtendríamos esta tabla (fuente Cinco Días):
     
    – 256×144 – 111 kbps, MP4, 12 fps, 3.49 MiB
    – 426×240 – 250 kbps, MP4, 24 fps, 7.86 MiB
    – 640×360 – 611 kbps, MP4, 24 fps, 16.66 MiB
    – 854×480 – 1116 kbps, MP4, 24 fps, 31.52 MiB
    – 1280×720 – 2247 kbps, MP4, 24 fps, 63.33 MiB
    – 1920×1080 – 4315 kbps, MP4, 24 fps, 124.05 MiB

    Mientras que para un archivo de audio, escogiendo como ejemplo Spotify, tenemos:

    – 96 kbps – consumo: 0,72 MB/min – consumo medio de canción: 2,88 MB
    – 160 kbps – consumo 1,20 MB/min – consumo medio de canción: 4,80 MB
    – 320 kbps – consumo 2,40 MB/min – consumo medio de canción: 9,60 MB

Valoremos la calidad de subida del audiograma. Recordemos que se trata de un vídeo, normalmente en formato .mp4 o .mov y resoluciones entre 32×32 y 1920×1080, aquí tenemos margen para reducir el consumo. Un audio a 128 kbps ya es de una buen calidad de reproducción, en alta resolución hablamos de los 320 kbps.

  • Las métricas: ¿como medimos la efectividad en redes sociales? . En principio, deberíamos descartar los datos de las reproducciones automáticas ya que estas no activan el audio. Teniendo en cuenta que un 80% de la reproducciones se realizan sin audio, sólo deberíamos centrar el foco en las que contienen clic y evaluar también el tiempo de reproducción (retención).
  • El formato, es el podcast adecuado para el Snack content? A priori sí, pero la necesidad de activar los altavoces o tener conectados los auriculares puede perjudicar el consumo impulsivo. También en radio hay que aplicar la máxima del “mobile firts”, hoy en día el 19% de los áudio se escuchan desde el móvil.

Ya sabéis, a practicar con los audiogramas y sobro todo recordad el mantra: la radio primero se ve… y luego se escucha.

Sobre el autor Ver todos los artículos

Quique Azcona

Me toca lidiar con redes sociales, estrategia, analisis, formación, edición de contenidos y desarrollo web desde el departamento Digital Mèdia de La Xarxa. Siempre miro hacia delante. @qazcona en Twitter.

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *