El fotoperiodismo y el drama de los desahucios

Fotografía de Andrés Kudacki-AP
Carmen Martínez Ayuso antes de ser desahuciada de su vivienda. Foto: Andrés Kudacki-AP

Editor’s Choice #23

Este fin de semana ha venido marcado por una imagen y no ha sido la del pequeño Nicolás paseándose por los platós de televisión. La imagen que ha conseguido movilizar un club de fútbol, a sus técnicos y a sus jugadores para ayudar a una anciana de 85 años. Carmen Martínez Ayuso, con una pensión de viudedad de 632 euros, debía hacer frente a una deuda de 77.000 euros que le reclamaba un prestamista y el piso en el cual vivía estaba como garantía. Los jugadores del Rayo Vallecano donaran el dinero necesario a Carmen para que pueda vivir de alquiler en otra vivienda. El drama de los desahucios se va cobrando víctimas desde hace años en España. Cada semana tenemos ejemplos de personas que pierden su casa por no poder hacer frente a los pagos de hipotecas contraídos con bancos y cajas rescatadas.

Y la imagen de Andrés Kudacki de la agencia AP ha conseguido poner rostro una vez más a los desahucios. Esa anciana que podría ser nuestra abuela, nuestra madre, teniendo que dejar la casa en la que ha vivido 50 años. En una entrevista en radio RAC1, Kudacki explicaba como realizó la fotografía. Se presentó a las seis de la mañana en la casa donde Carmen descansaba mientras esperaban la ejecución de la sentencia. Le explicó con tristeza la infinidad de recuerdos que debía dejar atrás y que había vivido junto a su marido. El fotógrafo de AP ha declarado “Nosotros estamos ahi haciendo un trabajo que puede hacer la sociedad mas humana” y que “es reconfortante saber que el trabajo sirvió para que la gente se sensibilizara”.

Otro fotógrafo que captó la ansiedad de un desahucio fue Samuel Aranda para el New York Times cuando hace unos meses se publicó el reportaje ‘In Spain, Austerity and Hunger recogiendo el drama entero de no tener trabajo, no tener dinero y acabar perdiendo la casa.

La familia Aliu-Lopez observando desde la ventana la llegada de la policia. Foto: Samuel Aranda para NYT

La familia Aliu-Lopez observando desde la ventana la llegada de la policia. Foto: Samuel Aranda para NYT

Al fotógrafo Olmo Calvo (@OlmoCalvo) le valió el XVI Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña que convoca Médicos del Mundo en el espléndido reportaje fotoperiodístico de los desahucios en 2012. Este premio se convoca anualmente en recuerdo de Luis Valtueña, Flors Sirera, Manuel Madrazo y Mercedes Navarro, cooperantes de Médicos del Mundo asesinados en Ruanda en 1997 y Bosnia en 1995 cuando trabajaban en proyectos de acción humanitaria.

Mónica Ramos y su marido Javier Narváez, inmigrantes ecuatorianos, leen la orden de desahucio en el salón de su casa mientras esperan la llegada de la comisión judicial el 22 de febrero de 2012 en el barrio de Canillejas de Madrid. Foto: Olmo Calvo

Mónica Ramos y su marido Javier Narváez, inmigrantes ecuatorianos, leen la orden de desahucio en el salón de su casa mientras esperan la llegada de la comisión judicial el 22 de febrero de 2012 en el barrio de Canillejas de Madrid. Foto: Olmo Calvo

 

El diario El País realizó un magnífico longform titulado ‘En la calle’ de Álvaro de Cózar y Mónica Ceberio, con la edición fotográfica de Gorka Lejarcegi y Gema García, con cinco capítulos sobre el estallido de la burbuja inmobiliaria: desde la locura de la construcción a partir de 2006 hasta el trauma del desahucio pasando por el desempleo, los contratos con los bancos, las sentencias de desahucio y las protestas ciudadanas impulsadas desde la PAH.

Manifestantes de la PAH en la puerta de un edificio donde hay un desahucio. Foto: Mónica Torres

Manifestantes de la PAH en la puerta de un edificio donde hay un desahucio. Foto: Mónica Torres

 

Todos estos fotoperiodistas no son los primeros y seran los últimos en mostrarnos fotografías de desahucios. Lamentablemente habrá más y allí estarán de cualquier medio para dejar constancia de la barbaridad que supone dejar a alguien en la calle sin ofrecerle nada. El drama de un desahucio viene precedido por la pérdida de un empleo y como sociedad del bienestar que nos jactamos de ser, hay que asumir que en este aspecto hemos fallado. El trabajo de la PAH (Plataforma de Afectados por Hipotecas) es enorme pero los casos siguen siendo dramáticos.

Sobre el autor Ver todos los artículos

Carles Vila Rovira

Periodista y fotógrafo. Apasionado por las imágenes en blanco y negro y el fotoperiodismo que cuenta una historia con una sola imagen.

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *