Cargando

Type to search

Mobile Tendencias

El agujero negro de las aplicaciones para móvil de los periódicos españoles

Compartir

The Guardian Apps12 millones de usuarios activos de Apps con 2,7 millones de descargas al día. Es el boom tecnológico de las empresas españolas que crean aplicaciones para dispositivos móviles. Unas cifras nada despreciables si tenemos en cuenta la situación económica del país. Según datos de  un estudio publicado por ‘The App Date’, el 88% de las empresas dedicadas a este sector han crecido durante 2012 y el 84% ha realizado nuevas contrataciones. Existe oferta porque cada día se incorporan nuevos usuarios con una gran demanda de consumo.

Estos datos, no obstante, parece que no acaban de casar con la sensación que produce comprobar el estado en el que se encuentran las aplicaciones de los principales periódicos generalistas del Estado español. No entraré a analizar las apps de El Mundo, El País, ABC, La Vanguardia o El Periódico. He consultado a Dios Google y he encontrado algunos interesantes artículos sobre el estado de las apps informativas:

Las aplicaciones de noticias no tienen que hacernos recordar a un periódico

Cómo leer prensa en el móvil. Estado actual y retos del periodismo para móviles

Com han de ser les aplicacions mòbils dels mitjans?

En este último artículo, la Fundació Escaac se planteaba no hace demasiado ‘cómo debían ser las aplicaciones móviles de los medios’. La pregunta era respondida por periodistas y expertos, que subrayaban la necesidad de mejorar la usabilidad, la actualización de las noticias, la interactividad y que fueran multiplataforma. Había que rehuir de los símiles con las publicaciones de papel. No obstante, puestos a rehuir, ¿por qué no plantear que las aplicaciones de los periódicos no deben ser sólo aplicaciones de noticias?

El agujero negro de las aplicaciones de periódicos no viene determinado por sus características informativas sino por su objetivo original. Periodismo es información, pero también servicio y entretenimiento. El enorme flujo de descargas que se producen cada día en las tiendas virtuales de iPhone o Android incluyen estos objetivos. Así lo demuestran los principales ránquings de apps, ya sean de pago o gratuitas. Pero, ¿se han dado cuenta las empresas periodísticas?

Las aplicaciones de los periódicos

Parece que no. Sólo debemos considerar dos cosas: la importancia que le dan a las versiones para móviles y tabletas (en algunos casos irrelevantes en las webs de los periódicos) y la tipología meramente informativa de las aplicaciones de medios periodísticos. Hay que dar un breve paseo por los siguientes links:

El País, aplicaciones

ABC, movilidad dentro de servicios

El Periódico de Catalunya: priorizar el E-Periódico

La Vanguardia

La Información

La alternativa en los medios anglosajones

USA Today apps¿Sucede lo mismo en los medios de Estados Unidos y Reino Unido? No es la tendencia general, tal y como vemos en algunos periódicos como The Guardian, USA Today, New York Times o Los Angeles Times. En sus espacios ‘mobile’ existen, al lado de las apps informativas, aplicaciones sobre crucigramas, juegos de preguntas, citas, oferta cultural y ocio, tematizadas, elecciones, etc.

The Guardian: Guardian Crosswords app

The Huffington Post app

The New York Times apps

– The USA Today apps

Los Angeles Times apps

The Washington Post apps

Fuentes de ingresos y activos digitales

Estamos en una época en la que las empresas periodísticas se lamen las heridas con la caída de las ventas de los ejemplares en papel y la débil sostenibilidad de las ediciones digitales. Es tiempo de buscar fórmulas de ingresos y potenciar los activos digitales publicitarios. Son las aplicaciones de servicios y entretenimiento una nueva oportunidad para cuadrar los números, evitar los ERE y el debilitamiento de las redacciones y, en su conjunto, de las cabeceras periodísticas. 

Quizás los periódicos no hayan aprendido de la generación de tráfico que provocan en sus ediciones digitales los traductores, las guías de televisión o las informaciones bursátiles. Quizás cueste entender que debe haber una inversión previa en la creación de estas nuevas aplicaciones de servicios. ¿Por qué si los medios anglosajones están tematizando sus aplicaciones no pueden hacer lo mismo los medios españoles? Ya puestos, no hace falta hacer la aplicación-informativa-maravilla-del-mundo-que-lo-incluye-todo-todo-y-todo.

Hace falta, quizás, que los consumidores de aplicaciones de juegos y otros servicios -cada vez más jóvenes y cada vez menos lectores de periódicos- encuentren nuevas formas de conocer los medios de comunicación. Las tendencias actuales de ‘infogaming’ nos muestran que comunicar y transmitir conocimientosse pueden realizarse desde un sentido más lúdico.

Para terminar, debemos tener en cuenta que existe un triángulo en la creación de apps por el cual los periódicos deberían apostar: información – servicio – entretenimiento. 

Tags:
Miquel Pellicer

Periodista y antropólogo. Nacido el año en que murió Elvis. Educado en los medios de comunicación locales, es autor del blog MiquelPellicer.com. Actualmente, director de Innovación de Interprofit. Anteriormente, director de Estrategia y Comunicación en Grupo Lavinia. Otras palabras clave de su currículum: FC Barcelona, Mundo Deportivo, Ayuntamiento de Barcelona, Enderrock, Transversal Web. Galardonado en los Premios Blocs Catalunya 2010 y miembro fundador del BCN MediaLab. Autor del libro Optimismo para periodistas.

  • 1

8 Comentarios

  1. Marta Franco (@puntiapart) 21 octubre, 2012

    ¡Miquel un post excelente!
    El problema de base es que primero deberíamos pensar en el móvil y luego adaptar nuestro producto a la web y no a la inversa como está pasando en el sector de los medios de comunicación. En las apps de noticias que comentas encuentro a faltar características propias de las apps de inmersión (como la de los juegos) y de las apps sociales (como las de las redes sociales). Si hiciéramos una mezcla entre ellas, lo sirviéramos con una interfaz rompedora, y aprovecháramos al máximo las capacidades propias de los móviles y tabletas (como el acelerómetro, la orientación, la localización, etc.) el resultado final seria mucho más atractivo y con muchas más opciones para el usuario. Además, el tipo de contenido que se sirve también tiene que adaptarse y atreverse con el relato como experiencia estética y como entretenimiento para captar más la atención del visitante. El triángulo que apuntas me parece una buena fórmula a seguir. Gracias.

    Responder
    1. Miquel Pellicer 21 octubre, 2012

      Gracias por el comentario, Marta! Tienes razón. Se debería profundizar más en las posibilidades q nos dan las apps.

      Responder

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *