Periodismo sobre el terreno: el trabajo de Pampliega, López y Sastre

Editor’s Choice #53

Ha pasado una semana desde que un medio español diese la noticia de la desaparición de Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre en Siria cuando estaban cubriendo el conflicto armado en ese país. Desde el 13 de julio no se tienen noticias de los tres periodistas. La difusión de la noticia para apropiarse de una exclusiva confirma la mezquindad de la prensa española. Y el periodismo se resiente. Cuando la família había pedido discreción, un diario no puede frenar su ego de ser el primero que lo difunde.

Información sensible que debe tratarse con suma delicadeza es pisoteada por las ánsias de algunos medios de conseguir unos registros en su web que aminoren la caída de visitas y de publicidad. Así nos va. Luego se quejan de la falta de confianza en la prensa. Y yo me pregunto ¿algo ha cambiado en la gente de la calle por saber la noticia? Y me contesto: No. En cambio, puede perjudicar el desenlace y añade preocupación a las familias.

Gervasio Sánchez llevó, como portavoz de la familia de los periodistas secuestrados en Siria, Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova, (además del periodista de El Periódico, Marc Marginedas) con suma cautela cualquier paso informativo en pos siempre de la vida de los dos periodistas. Pero su indignación crece cuando descubre la inmoralidad de los medios periodísticos españoles en referencia a la desapariricion de los tres periodistas. En su blog ‘Los desastres de la guerra‘ escribe:

“Creí que estábamos ante una nueva situación muy dura que iba a afectar a muchas personas porque cada secuestro o desaparición siempre golpea a familiares, amigos, compañeros o funcionarios que tienen que tomar decisiones trascendentales y nunca aparecen públicamente a la hora de los agradecimientos”

Antonio Pampliega (derecha) junto a Ricardo García Vilanova. Foto: DW/L.García Casas

Antonio Pampliega (derecha) junto a Ricardo García Vilanova. Foto: DW/L.García Casas

Sigo desde hace tiempo el trabajo de Antonio Pampliega y siempre le he agradecido que fuese nuestros ojos para mostrarnos lo que ocurre. A través de su blog Un Mundo en Guerra, he ido conociendo historias de personas que sufren, luchan y sobreviven en esas situaciones. En su último artículo, publicado el 30 de junio, explica la vida de Servan (que en kurdo significa ‘combatiente’). Un joven gallego enrolado en el ejército kurdo. “Como extranjero, la cabeza de Servan es un valioso trofeo. Tras las ejecuciones de varios Occidentales a manos del Estado Islámico, si este gallego es secuestrado correría la misma suerte, pero él le quita hierro al asunto. “Estando con los kurdos las posibilidades de que me capturen son mínimas. Es muy difícil que te secuestren estando aquí… En otras partes de Siria la cosa cambia”, se sincera”.

J.M. López

J.M. López. Foto: diariodeleon.es

Otro ejemplo del trabajo que está realizando es el artículo que ilustra con fotografías de José Manuel López. En “Yo sobreviví a una cárcel del Estado Islámico“, Pampliega cuenta la historia de Yosef Abobaker que estuvo dos semanas oyendo gritos de torturados. Es revelador que Abobaker se dedicaba a llevar a periodistas al frente y fue secuestrado junto al periodista americano Steven Sotloff. Uno de esos periodistas que querían trabajar conmigo era Steven Sotloff. Contactó a través de Facebook y me pidió que fuera a recogerlo a la frontera con Turquía”, recuerda Abobaker. La presencia del Estado Islámico ya era una realidad. Meses antes cuatro periodistas galos fueron secuestrados en Siria. Aquel 4 de agosto de 2013 Yosef se desplazó junto con una pequeña escolta armada hasta Bab Al-Salam donde recogió a Sotloff para llevarlo hasta Alepo. “Dejamos atrás la ciudad de Azaz- próxima a la frontera- y tres vehículos se nos aproximaron a toda velocidad. Dos nos adelantaron cortándonos el paso y el tercero nos cerró una posible huida. Hombres armados se bajaron de los coches apuntándonos. Querían a Steven. Querían al americano… Alguien le había vendido”, confiesa.

[Tweet “Antonio Pampliega sigue la estela de los mejores fotoperiodistas”]

Antonio Pampliega sigue la estela de los mejores fotoperiodistas que han cubierto los conflictos del mundo con rigor y profesionalidad, donde la imagen cuenta, pero la historia que adjunta detrás ilumina esas imágenes y las viste de humanidad. El fotoperiodista leonés José Manuel López ha desarrollado su trayectoria profesional y ha documentado la realidad de más de 60 países entre los que se encuentran Afganistán, Irak, Palestina, Irán, Kosovo, Haití, Guatemala, Venezuela o República Democrática del Congo. El periodista Ángel Sastre escribió el 10 de julio un tweet que permance en su timeline como única luz para todos los que seguimos su desenlace: “Coraje, courage”

COURAGE

 

 

Sobre el autor Ver todos los artículos

Carles Vila Rovira

Periodista y fotógrafo. Apasionado por las imágenes en blanco y negro y el fotoperiodismo que cuenta una historia con una sola imagen.

1 ComentarioDejar un comentario

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *