¿Los chatbots salvarán al periodismo?

Anita, personaje de Real Humans

“Nos quedamos a Anita pero con la condición que a partir de las nueve de la noche tendrá libre y no le ordenaréis que os haga la cama”, dice la madre de la familia de la serie Real Humans (Äkta människor, en sueco). Anita es la nueva asistenta, un robot de última generación en esta ficción que explica la integración de los seres humanos con los hubots, inteligencia artificial con aspecto humano.

La Inteligencia Artificial es un campo de desarrollo fundamental para las empresas tecnológicas, aunque no siempre los experimentos salgan bien. Tay, la inteligencia artificial de Microsoft creada para estudiar y entender las conversaciones humanas, se volvió racista, antisemita y homófoba en menos de un día en Twitter. Quizás sólo sea una anécdota en miles de experimentaciones con éxito o un reflejo de la condición humana en la Red. Como dice Josep Maria Ganyet en ‘La educación de los bots es cosa de todos’, “resulta que Tay tiene una prima china, Xiaoice –también de Microsoft-, que lleva aprendiendo en Interent desde hace dos años y ha mantenido 40 millones de conversaciones sin ningún incidente destacable”.

Lo cierto es que en los últimos meses, está muy presente el concepto Bot, “software de inteligencia artificial diseñado para realizar una serie de tareas por su cuenta y sin la ayuda del ser humano como hacer una reserva en un restaurante, marcar una fecha en el calendario o recoger y mostrar información a los usuarios.”

Un derivado de este tipo de software son los chatbot, robots capaces de simular una conversación con una persona y cada vez más presentes en las aplicaciones de mensajería como Microsoft, SlackKik, Facebook Messenger, WeChat o Telegram. Por ejemplo, Kik Mssenger (275 millones de usuarios) acaba de lanzar una tienda de bots, entre los que destacan un bot para enviar a los internautas Vines y otro que manda notificaciones a los usuarios sobre la compañía de maquillaje Sephora.

Facebook pone su estrategia en manos de los bots

Microsoft y Facebook son dos compañías que están investigando en profundidad esta tecnología de servicios. Mark Zuckerberg presentó en la conferencia Facebook F8 la nueva plataforma para desarrolladores Messenger Platform. El objetivo de este proyecto es integrar en la aplicación de mensajería de la compañía todo tipo de apps y servicios, entre ellos, los chatbots. Como explicamos sobre la conferencia TechCrunch Disrupt 2016, en Facebook “decenas de miles” de los desarrolladores están construyendo ellos, según ha revelado en New York el jefe de producto de Facebook Messenger, Stan Chudnovsky. Así, por ejemplo, más de 5.000 comercios de Shopify actualmente ya están distribuyendo las confirmaciones de pedido y envío de alertas a través de Messenger, que demuestra que las empresas de comercio electrónico están dispuestas a llegar a casi mil millones de usuarios en la aplicación.

En palabras del jefe ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, “los bots son las nuevas aplicaciones”. En verdad, los chatbots son un tipo de software que lleva a cabo tareas repetitivas imitando el comportamiento humano. De momento, no tienen mucho que ver con los humanoides como Anita en Real Humans.

Los chatbots son un tipo de software que lleva a cabo tareas repetitivas imitando el comportamiento humano

Periodismo de servicios

Pero más allá de la ficción, el periodismo debe fijarse como objetivo entrar de lleno en el ámbito de los servicios gracias a los bots. Sólo hay que poner la oreja y escuchar lo que dice Jeff Jarvis sobre periodismo, que “debe ayudar a los ciudadanos y a las comunidades a cubrir sus necesidades y alcanzar sus objetivos”.

Rescatamos cinco frases de ‘El fin de los medios de comunicación de masas’, el reciente libro de Jarvis:

1. “El periodismo tiene que aprender cómo introducirse en el negocio de las relaciones, que puede ser una base para una nueva estrategia empresarial de la insdustria de los medios informativos”.

2. “Tal vez deberíamos preguntarnos si, como sucede con Google y Facebook, la información debería ser un servicio que ayuda a las personas a alcanzar sus objetivos”.

3. “Pensemos en el periodismo como un servicio. El contenido es lo que proporciona algo. El servicio es lo que logra algo”.

4. “Puede que definirnos como creadores de contenidos sea una trampa. Esa cosmovisión nos convence de que nuestro valor está encarnado completamente en lo que hacemos y no en el bien que la gente obtiene de ello”.

5. “Deberíamos encontrar formas de atraer a más gente con mejores servicios. Deberíamos encontrar nuevas formas de servir a los usuarios allí donde se encuentran en lugar de hacerlos venir a nosotros y cobrarles cuando llegan”.

Medios como The Wall Street Journal, The Economist, y la BBC están experimentando para saber qué aplicaciones de mensajería pueden ser útiles para sus audiencias

Las aplicaciones de mensajería y en particular herramientas como los chatbots van a permitir desarrollar un periodismo de servicios de gran intensidad. No sabemos si vamos a salvar al periodismo a golpe de chatbots pero lo cierto es que la experiencia de los usuarios van a dar un vuelco importante. Medios como The Wall Street Journal, The Economist, y la BBC están experimentando para saber qué aplicaciones de chat pueden ser útiles para sus audiencias y cómo se pueden aprovechar para la distribución de contenido digital, incluyendo artículos, imágenes, encuestas y vídeo. Aquí, en este gráfico de Business Insider, vemos el crecimiento de las messaging apps por encima de las apps de redes sociales. Como decimos en términos políticos, un auténtico ‘sorpasso’.

Crecimiento de las apps de mensajería

Algunos ejemplos

En el caso de The Wall Street Journal está trabajando con un chatbot a través de Facebook Messenger. Este ‘robot’ ofrece al usuario noticias e información especializada en el ámbito de los negocios y la economía. Puedes consultar los últimos titulares, buscar reportajes, precios de las acciones y todo tipo de datos financieros de interés para empresas y particulares. Durante la Eurocopa de Francia, el portal de contenidos audiovisuales Copa 90 ha puesto en marcha su chatbot en Facebook. Copa 90 tiene previsto también poner en marcha en todas las grandes aplicaciones de mensajería como Kik, WeChat y WhatsApp.

Politibot

En España, un equipo de periodistas, desarrolladores, diseñadores y politólogos han creado Politibot, un bot en Telegram que selecciona noticias, gráficos, encuestas e información relacionada con los partidos políticos de cara a las elecciones generales del 26 de junio. “Los artículos y los gráficos que el bot proporciona a su audiencia están seleccionados por los editores de Politibot. No es una selección automática, hay tres humanos detrás que han seleccionado lo que les parece más interesante”, dice Eduardo Suárez, uno de los creadores.

Los chatbots se están convirtiendo en una tendencia y un modelo de negocio muy interesante

Por otra parte, estos últimos días estamos elaborando diferentes experimentos alrededor de la curación de contenidos a través de un chatbot en Telegram, y parte de la investigación ha permitido evolucionar el canal de Periodismo Digital que tenemos en este servicio de mensajería.

Bajo las premisas de automatización de procesos, mejorar la distribución de contenidos y convertir el periodismo de servicios en un ámbito de innovación y desarrollo, los chatbots se están convirtiendo en una tendencia y un modelo de negocio muy interesante.

Mientras tanto, esperemos resolver algún día la pregunta fundamental que se hizo Philip K. Dick: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Sobre el autor Ver todos los artículos Web del autor

Miquel Pellicer

Periodista y antropólogo. Nacido el año en que murió Elvis. Educado en los medios de comunicación locales, es autor del blog MiquelPellicer.com. Actualmente, director de Estrategia y Comunicación en Grupo Lavinia. Palabras clave de su currículum: FC Barcelona, Mundo Deportivo, Ayuntamiento de Barcelona, Enderrock, Transversal Web. Galardonado en los Premios Blocs Catalunya 2010 y miembro fundador del BCN MediaLab. Autor del libro Optimismo para periodistas.

1 ComentarioDejar un comentario

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *