Jordi Pérez Colomé: “Los ciudadanos se fían poco de los medios porque no les ven de su lado”

Jordi Pérez Colomé / FOTO: DÍMPEL SOTO
Jordi Pérez Colomé / FOTO: DÍMPEL SOTO

Jordi Pérez Colomé, periodista, profesor universitario y autor del blog Obamaworld.es

Soy director de la revista cultural El Ciervo. Desde febrero de 2010 es autor del blog sobre política americana e internacional Obamaworld.es. Esta página fue una de las primeras de España en usar el botón de Paypal y el crowdfunding para financiar viajes periodísticos. También colaboro en los medios digitales eldiario.es y JotDown. Soy profesor de redacción y periodismo internacional en la Universidad de Barcelona, la Universitat Internacional de Catalunya y la Universitat Oberta de Catalunya. He escrito los libros Un Estado y medio. Israel y el conflicto perfecto, La historia de tres campañas. Por qué Obama ganó otra vez, El país esquizofrénico. Un retrato de Irán (Editorial eCícero, 2012), Cómo escribir claro (Editorial UOC, 2010), En la campaña de Obama. El movimiento que cambió la historia de Estados Unidos (Niberta, 2008), Adiós, Gongtan. Un viaje en autobús, tren, taxi, barca , triciclo, moto y furgoneta por la China central (Niberta, 2008).

Analizando la política británica decías en un artículo en Jot Down que sus políticos dimitían mejor y que los periodistas hacían mejor periodismo. ¿Qué es lo que echas de menos del periodismo generalista español?
Variedad. Salvo exclusivas, en los medios españoles no cambia la noticia, solo el enfoque. También algo más de cuidado por el estilo. Yo he aprendido a escribir con los medios británicos. En general, no puedo decir lo mismo de los españoles.

Los intereses políticos y económicos están matando el periodismo español?
La mayoría de medios son un mal ejemplo de independencia. Los medios públicos son el ejemplo más estrambótico. Es legítimo que un empresario cree un medio para influir. Pero a veces cuesta distinguir entre influir o servir y hacer favores. Los ciudadanos se fían poco de los medios porque no les ven de su lado. Es lógico que gente de izquierdas no vea de su lado un periódico conservador.

“Pero el desastre es cuando un periódico conservador defiende a un político conservador por encima de sus posibilidades, se equivoque o no”

Una prensa con ideas no debe ser de partido. Son cosas distintas. No sé si les mata, pero les hace daño.

¿El miedo por la crisis está acorralando a los periodistas?
Sí, es inevitable. Este es el trabajo que nos gusta y el que queremos hacer. Si antes funcionaba y ahora no, creemos que es un oficio que va a desaparecer, como los astilleros. Yo creo que no. Hay una oportunidad enorme para ofrecer algo mejor. En el fondo, no veo que a la gente le haya dejado de interesar las elecciones en Italia, los accidentes en Santiago, los escándalos de la Infanta o el cambio climático. Pero antes solo había un lugar para ir a ver qué ocurría. Ahora se ha repartido. Así son las crisis. Sálvese quien pueda. Los periodistas no estábamos acostumbrados a esto. Preferíamos contar las crisis de otros.

¿Cómo te planteaste Obama World?
Era un blog que llevaba en un diario digital. Cuando me fuí, lo subí a un dominio nuevo. Tenía algo de tiempo y un blog. Con el tiempo vi que había huecos en el modo en que los medios tradicionales cubrían la actualidad internacional. Lo aproveché.

La fascinación por Barack Obama de 2008 se ha convertido en cierta decepción. ¿Se ha desinflado el ‘Yes we can’?
Es obvio. Obama es hoy carne vieja. Siempre queremos novedades. Cuando deje de ser presidente, se verá con otra luz. Mejor que la de hoy. Yes we can no será lo que fue, pero habrá servido para algo. Tiempo al tiempo.

¿Para qué habrá servido?
El ‘Yes we ca’n cambió el modo de hacer campañas. En la era de internet, la implicación de los votantes puede ser distinta. En 2008 y en 2012, Obama dio ese paso. No es ninguna panacea, pero le sirvió para ganar dos elecciones. Los próximos candidatos deberán tenerlo en cuenta. Además, si Obama termina su mandato con una cierto nivel de aceptación -depende en buena medida de Obamacare, inmigración y medio ambiente, en la próxima campaña de 2016 será más difícil promover un lema tipo “desmontar todo lo que hizo Obama”. Un candidato del Tea Party lo puede tener por tanto más difícil. La batalla que se vive ahora entre los republicanos ya es una prueba de que su mensaje no está definido. Pero dependerá de estos dos años y medio que quedan.

Jordi Pérez Colomé / FOTO: Dímpel Soto

Jordi Pérez Colomé / FOTO: Dímpel Soto

 

 

 

 

 

 

 

Obama World és también el reflejo de un mundo multilateral: no sólo Estados Unidos sino tambén Russia, China, Irán… ¿Es la geopolítica del caos?
Es el reflejo de los intereses de la política exterior americana. Llega a todo el mundo.

¿Qué papel tenemos los periodistas en este nuevo mundo?
El mismo de siempre: contar lo que ocurre. Ahora tenemos más opciones para contarlo y además no necesitamos que alguien con una rotativa o una antena nos contrate. No veo por qué esto debe ser malo o un problema. Las oportunidades se han multiplicado.

¿Cuáles son las competencias que un nuevo periodista debería tener en cuenta?
Los periodistas somos expertos en contar historias. Hasta ahora lo hacíamos con texto -escrito, oral- e imágenes.

“Cuantos más instrumentos tengamos a mano, mejor: números, programación, videojuegos, teatro, lo que sea”

Yo me he centrado mucho en texto escrito porque es lo que más me ha interesado en mi carrera. Tengo la suerte de que un texto -un guión- puede ser la base de un vídeojuego. Pero echo de menos no saber más.

¿El periodismo se ha olvidado de las cosas obvias? Escribir claro, ser veraces, contrastar las informaciones, informar con rigor,…

No se ha olvidado. Todos lo sabemos. El periodismo tiene pocas premisas y teorías: no tiene ni siquiera una tabla periódica. Es fácil de recordar qué hay que hacer para hacer bien este trabajo. Cuando nos equivocamos, es por falta de atención o de tiempo. Pero no nos hemos olvidado de nada.

“Si das tiempo y dinero, la mayoría de periodistas te sacarían buenas historias. Sin eso, hacemos lo que podemos. Pero otros sectores también, así que no nos quejemos”

¿Estamos viviendo el periodismo post-redacciones?
También, pero no solo. Habrá redacciones y habrá post-redacciones. Al menos en esta generación. Luego no sé.

¿Te sientes paradigma del periodista freelance?
No, más que nada porque no lo soy. Hago algo freelance, pero la mayoría es para mí.

¿Es un modelo sostenible económicamente?
De momento, no. Pero nunca he probado vivir solo de esto. Cuando iba a hacerlo me salieron otros trabajos (gracias al blog). Quizá lo pruebe.

Más de 15.000 seguidores en Twitter. ¿Que es lo que has aprendido del contacto con tus lectores?
Dos cosas obvias: nadie tiene ni un pelo de tonto y siempre hay quien sabe más que tú de todo. O sea: cuidado.

                                          

Sobre el autor Ver todos los artículos Web del autor

Miquel Pellicer

Periodista y antropólogo. Nacido el año en que murió Elvis. Educado en los medios de comunicación locales, es autor del blog MiquelPellicer.com. Actualmente, director de Estrategia y Comunicación en Grupo Lavinia. Palabras clave de su currículum: FC Barcelona, Mundo Deportivo, Ayuntamiento de Barcelona, Enderrock, Transversal Web. Galardonado en los Premios Blocs Catalunya 2010 y miembro fundador del BCN MediaLab. Autor del libro Optimismo para periodistas.

1 ComentarioDejar un comentario

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *