Cargando

Type to search

Artículos destacados Periodismo en general Personajes

Umberto Eco y el periodismo

Compartir
Umberto Eco

“No estoy seguro de que Internet haya mejorado el periodismo, porque es más fácil encontrar mentiras en Internet que en una agencia como Reuters”, decía en una entrevista hace poco el filósofo y escritor Umberto Eco, fallecido este sábado en Milán a los 84 años. Se suelen recordar las últimas palabras de un intelectual y a veces hay que acordarse también de sus orígenes. Del profesor emérito de la Universidad de Bolonia los periodistas recordamos sus últimas menciones en libros como ‘Número Cero’, pero hay que ir más allá en sus orígenes. 

“No estoy seguro de que Internet haya mejorado el periodismo, porque es más fácil encontrar mentiras en Internet que en una agencia como Reuters

En un momento en el que a Europa le faltan referentes políticos, Umberto Eco nos unía del Piemonte hasta cualquier recondito lugar intelectual del continente. Eco es lo que representó Pierre Bordieu en su tiempo o Zygmunt Bauman hasta nuestro días.

Apocalípticos e integrados

Los orígenes de Eco se sitúan en un libro fundamental para la comunicación como ha fue ‘Apocalípticos e Integrados’ publicado en 1968 al español por la Editorial Lumen. Fundamental en el estudio de la semiótica, este libro es clave para entender la cultura popular y los medios de comunicación de masas en un contexto en el que la televisión era el eje central de la revolución mediática. Eco reparte críticas a unos y otros: a los integrados como Marshall McLuhan por ser benévolos con los efectos de la cultura de masas y, a apocalípticos, por ser demasiado reduccionistas.

Soy un fan acérrimo de ‘El Nombre de la Rosa’ -que se puede leer y disfrutar desde muchas capas de comprensión- y ‘El Péndulo de Foucault’ pero Eco no puede ser recordado simplemente por su vertiente literaria. Ha sido algo más, sobre todo, para los periodistas que nos dedicamos a pensar. ‘Apocalípticos e integrados’ no es simplemente una dicotomía. Es un diálogo entre dos posturas: el papel decisivo de los medios de comunicación en la consolidación de la democracia en Occidente y la influencia de estos medios en la construcción de una cultura de masas.

“Las redes sociales le dan el derecho a hablar a legiones de idiotas”

En el fondo, Umberto Eco era un provocador. “Las redes sociales le dan el derecho a hablar a legiones de idiotas”, advirtió pocos meses atrás. Para Eco, “el drama de Internet es que ha promovido al tonto del pueblo como portador de la verdad”. Eco era consciente que la revolución digital era imparable y no negaba su importancia. Sólo advertía de los peligros y de la necesidad de educar a los ciudadanos y, en particular, a los jóvenes en el uso y consumo, “a usar la Red de una manera crítica”.

Número Cero

Por su parte, Eco no era un viejo cascarrabias ante unos cambios que no entendía. El semiólogo italiano era un analista de los medios de comunicación como pocos. Sólo él podía convertir su último libro en una radiografía de los medios de comunicación de los años noventa para explicar su influencia y retroalimentación como “máquinas de fango” en el sistema político: “los periódicos le dicen a la gente cómo tiene que pensar”, dice Simei, uno de sus personajes en ‘Número Cero’.

Domani, el periódico ficcionado de su libro esta inspirado en Mino Pecorelli, que durante los años 60 y 70 tenía un periódico Osservatorio Político cuya circulación era muy limitada aunque llegaba a los despachos de ministros y diputados. Este “pseudo-boletín” servía como instrumento de chantaje ya que “en él se lanzaban sospechas y era tan peligroso que lo mataron en 1979”, como asegura Eco.

El cementerio de Praga

Pero las reflexiones de Umberto Eco sobre la verdad y la construcción de las mentiras para usos ideológicos o políticos no es un hecho reciente ni relacionado un mundo hiperconectado a través de las redes sociales. En ‘El cementerio de Praga’ o en otros ensayos, Eco se mostró muy crítico por ejemplo con supuestas obras como ‘los Protocolos de los Sabios de Sion’, un falso panfleto que sirvió de inspiración a las políticas antisemitas de numerosos estados europeos y que culminaron en la aniquilación sistemática de los judíos en la Alemania nazi. “Los informes que en el siglo XIX crea el capitán Simorini -protagonista del libro- son documentos parecidos a los que aparecieron en Wikileaks sobre cosas que ya se sabían, todos los dossiers están hechos sobre notas de prensa”.

Eco ha dejado un legado enorme a lectores, estudiantes, estudiosos de las ciencias sociales, periodistas, comunicadores o simplemente ciudadanos. Para el periodismo es una fuente fundamental a la que acudir en tiempos de crisis y de reflexión. Aquí quede nuestro pequeño homenaje.

Frases a recordar

“Los periódicos no me dicen qué tengo que pensar. También porque no leo uno sólo y estoy abierto a muchas sugerencias. Pero un lector más ingenuo o menos preparado está más influenciado, más aún por la televisión”

“No todos los periódicos son una ‘máquina de fango’. Los vespertinos ingleses, por ejemplo, con todos los cotilleos de la familia real, lo hacen para vender un poquito más. Pero en Italia este mecanismo se ha usado como herramienta política para deslegitimar al adversario.”

“El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee”

“Se hace periodismo para las elites”

“Hoy no salir en televisión es un signo de elegancia”

“Si un periódico importante hace hoy una entrevista al primer ministro, ésta sigue teniendo un peso y hasta se puede discutir de ella en el parlamento. Ahora bien, este poder de influir no es sobre el público, sino sobre las altas esferas. El verdadero chantaje no llega cuando yo digo a mucha gente que usted ha robado, sino cuando se lo cuento solamente a dos y ya está. Es poner una noticia en la mesa de la persona importante y sugerir que se podría contar más.”

“Es escalofriante ver todos los crímenes que cometen a diario los Estados, pero no sólo las dictaduras, sino también los Estados democráticos.”

“Nada consuela más al novelista que descubrir lecturas que no se le habían ocurrido y que los lectores le sugieren.”

Suscripción a MiquelPellicer.com

Tags:
Miquel Pellicer

Periodista y antropólogo. Nacido el año en que murió Elvis. Educado en los medios de comunicación locales, es autor del blog MiquelPellicer.com. Actualmente, director de Estrategia y Comunicación en Grupo Lavinia. Palabras clave de su currículum: FC Barcelona, Mundo Deportivo, Ayuntamiento de Barcelona, Enderrock, Transversal Web. Galardonado en los Premios Blocs Catalunya 2010 y miembro fundador del BCN MediaLab. Autor del libro Optimismo para periodistas.

  • 1

7 Comentarios

  1. Manuel Duran 21 febrero, 2016

    El análisis de Eco es exacto en cuanto al “amarillismo” político de los medios y no me refiero a los tabloides británicos. Pero el futuro de la información independiente está en Internet, es donde profesionales y colectivos sociales se organizan para defender la libertad de expresión y facilitar información no mediatizada. En las redes la cuestión es no seguir ni dar crédito al “tonto del pueblo”

    Responder
  2. MARTIN 7 septiembre, 2017

    tengo una pregunta! como están relacionados Marshall Mcluhan y Umberto eso con el periodismo y la comunicación?

    Responder
  3. MARTIN 7 septiembre, 2017

    PERDON UMBERTO ECO!

    Responder

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *