Cargando

Escribe para buscar

Tendencias

Tiroteos masivos en Estados Unidos: las visualizaciones de datos para explicar qué pasó en Uvalde

Compartir

Las armas de fuego mataron a más niños y adolescentes en 2020 que los accidentes automovilísticos, que durante mucho tiempo habían sido la principal causa de muerte entre los jóvenes, según un análisis de The Washington Post. El cambio fue causado por un aumento del 30% en las muertes por armas de fuego para personas de 19 años o menos en 2020. Las muertes por armas continuaron superando a los autos para ese grupo de edad en 2021, encontró The Post, ya que la tasa de homicidios con armas aumentó un 8 por ciento adicional.

Las recientes matanzas en Buffalo o Uvalde confirman el tremendo impacto de las armas de fuego y el elevado coste en vidas. Diferentes medios de comunicación han analizado un conjunto de datos para explicar qué está pasando en Estados Unidos. Infográficos, visualizaciones de datos, nuevas narrativas e interactivos para contrastar los números que preocupan cada vez más.

Igualmente se confirma la gran cantidad de datos registrados por instituciones, fundaciones y los medios de comunicación. Es un asunto que está analizado y demostrado con diferentes estadísticas e informes.

Se constata, por otra parte, de la necesidad de trabajar estos contenidos desde una óptica multidisciplinar. Periodistas de sucesos, periodistas de datos, infografistas y expertos en nuevas narrativas se complementan para explicar estas historias más allá de los breaking news.

Como comentábamos, los datos facilitados por el Centers for Disease Control and Prevention y analizados por The Washington Post muestran cómo se está poniendo en peligro la vida de millones de jóvenes estadounindenses.

Un informe publicada en el New England Journal of Medicine (NEJM) la semana pasada señaló que las armas de fuego se habían convertido en la principal causa de muerte para esas edades en 2020, pasando por muertes de vehículos motorizados, que incluyen peatones, ciclistas y patinadores.

El país con más armas del mundo

El primer paso es comprender la escala del desafío al que se enfrenta Estados Unidos: Estados Unidos tiene más de 300 millones de armas , aproximadamente una por cada ciudadano, y se destaca también por sus tasas de mortalidad por armas de fuego. En el otro extremo, Japón tiene menos de un arma por cada 100 habitantes y, por lo general, menos de 10 muertes por arma de fuego al año en todo el país. Lo analiza The New York Times en el artículo interactivo ‘How to Reduce Shootings‘.

La producción de armas en Estados Unidos se ha triplicado desde el año 2000. Datos del informe de la ‘Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos’. A tener en cuenta:

  • Casi 400 millones de armas en Estados Unidos.
  • Producción nacional anual de armas que aumentó de 3,9 millones en 2000 a 11,3 millones en 2020.
  • Más de 19.000 armas caseras. Las llamadas ‘armas fantasma’, sin registro ni control de las autoridades.

Masacres escolares

La masacre de Texas es el segundo tiroteo escolar más mortífero registrado. El tiroteo de Uvalde se produce casi una década después de que un hombre armado matara a 20 niños pequeños y seis adultos en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown (Connecticut), antes de quitarse la vida. A medida que aumentaban las muertes en Texas, el tiroteo de Uvalde superó la devastadora masacre de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland (Florida), donde murieron 17 personas.

Los datos y las visualizaciones que aporta el artículo ‘Texas Massacre Is the Second-Deadliest School Shooting on Record‘, publicado en The New York Times es tremendo. Datos que se complementan con un dato brutal:

Más de 311.000 los estudiantes han experimentado violencia armada en 331 escuelas desde Columbine

The Washington Post ha pasado años rastreando cuántos niños han estado expuestos a la violencia armada durante el horario escolar desde la masacre de Columbine High en 1999. Más allá de los muertos y heridos, los niños que son testigos de la violencia o se encogen detrás de puertas cerradas para esconderse de ella pueden quedar profundamente traumatizados. El Post, en este artículo, ha descubierto que al menos 185 niños, educadores y otras personas han muerto en agresiones, y otros 369 han resultado heridos. El desglose cronológico, por tipología y lugar es muy destacable en esta pieza.

Los medios en Estados Unidos están tratando este asunto de forma amplia. Los ejemplos que estamos viendo tienen que ver con grandes medios de la Costa Este. Pero más allá de estos ejemplos de grandes medios, los medios regionales o locales también se han volcado. Es el caso del Texas Tribune. El medio texano también ha fundamentado con datos los argumentos que constatan los peligros del uso masivo de armas de fuego, siguiendo las prerrogativas de la Segunda Enmienda constitucional.

«Texas ha tenido ocho tiroteos masivos en los últimos 13 años , mientras que los legisladores han aflojado constantemente las restricciones sobre el porte de armas de fuego», dice el Texas Tribune. Los datos que se muestran en este análisis igualmente son muy gráficos. E igual que el último del Post, la parte de consulta de datos hacen interesantes los detalles.

Conexiones con otras matanzas

En el histórico y como contexto, las líneas de tiempo (timelines) nos advierten visualmente de las conexiones entre unas y otras matanzas y asesinatos masivos. En los patrones de comportamiento de los tiradores y asesinos, también advertimos esta continuidad.

Hacíamos referencia hace pocos días de estas conexiones en el artículo ‘Streamers del odio: de Cristchurch a Buffalo‘. Precisamente, la matanza de Buffalo conecta con una serie de otras masacres motivadas por el racismo, incluido el asesinato de nueve feligreses negros en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, en 2015; un ataque antisemita en una sinagoga de Pittsburgh en 2018 que dejó 11 muertos; y un ataque en un Walmart en El Paso en 2019, donde el hombre acusado había expresado odio hacia los latinos. Allí murieron más de 20 personas.

Uvalde se suma a estas conexiones, por asesinatos, por ‘modus operandi’, por puesta en escena y distribución. El autor de la masacre en Uvalde (Texas) anunció a través de Facebook que iba a atacar una escuela 15 minutos antes de abrir fuego.

Ideológicamente no se puede conectar, a pesar de todo, lo que pasó en Buffalo con lo sucedido en Uvalde. Advertiamos, eso sí, que el terrorismo supremacista blanco ha perpetrado algunos de los tiroteos masivos más impactantes de la Historia reciente de los Estados Unidos. Y muchas de estas matanzas tienen conexiones y derivadas internacionales, como podemos advertir en el reportaje de The New York TimesWhite Extremist Ideology Drives Many Deadly Shootings‘. Nuevamente una línea de tiempo demasiado macabra.

De la misma forma, The Washington Post ha analizado el terrorismo doméstico que se produce en Estados Unidos con los últimos datos recogidos esta semana con este infográfico en el que se puede apreciar la evolución al alza: ‘The rise of domestic extremism in America‘. Otra línea de tiempo.

La historia evolutiva de los sangrientos Estados Unidos. Una evolución que se perpetua. Horro. Dolor. Inacción.

Tags:
Miquel Pellicer

Periodista y antropólogo. Nacido el año en que murió Elvis. Educado en los medios de comunicación locales, es autor del blog MiquelPellicer.com. Actualmente, director de Comunicación Digital en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Anteriormente, director de Innovación de Interprofit; director de Estrategia y Comunicación en Grupo Lavinia. Otras palabras clave de su currículum: FC Barcelona, Mundo Deportivo, Ayuntamiento de Barcelona, Enderrock, Transversal Web. Galardonado en los Premios Blocs Catalunya 2010 y miembro fundador del BCN MediaLab. Autor de los libros 'Optimismo para periodistas' y 'La Comunicación en la era Trump'.

  • 1

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *