Janine Warner: “Trabajar en prensa, radio o televisión ya no es la única manera de ser periodista”

Empecé mi carrera como reportera y editora y me integré al Internet en 1995. Desde 1996, he revisado y escrito sola o con otros autores 25 libros sobre Internet, incluyendo Web Sites For Dummies, Social Media Design For Dummies y Dreamweaver For Dummies (en todas sus ediciones. Los callos que tengo son una prueba de ello). Como periodista convertida en una loca por la informática o geek, a menudo me califico a mí misma como “traductora techy’, aunque entre los varios títulos que me han inventado, mi favorito es el de Alquimista Digital, pues mucho del trabajo que realizo requiere de una especie de alquimia que combina mi pasión emprendedora, mi experiencia técnica, la estrategia y desarrollo de contenido y la habilidad para enseñar y comunicar. Ahora coordina el curso digital a distancia (MOOC) sobre Periodismo Emprendedor que presenta el Knight Center for Journalism in the Americas en la Universidad de Texas.

Te consideras una alquimista digital. ¿Has encontrado la fórmula secreta para convertir el periodismo en oro?
Sigo buscándola, pero creo que el mayor secreto es que no hay ningún secreto para convertir el periodismo en oro. Vivir del periodismo requiere de mucho trabajo, y ser periodista emprendedor aún más.

Inventé el símil de Alquimista Digital porque creo que hay una alquimia al combinar contenido, tecnología y diseño para contar historias con multimedia. Informar hoy a la gente por Internet requiere de algo mágico. Más allá de las nuevas herramientas, los modelos de financiación sí que son la piedra angular del futuro del periodismo.

En verdad, hay una pregunta que muchos se han hecho por más de una década: ¿Van a desaparecer los periódicos? Y la verdad, no creo que esta sea la pregunta correcta, porque en mi humilde opinión, no creo que importe tanto si se van a leer noticias en papel o si se van a ver usando un teclado o un dispositivo, o se van a escuchar en un reloj inteligente. Lo más importante es que la gente encuentre información que le sea útil, relevante, confiable, interesante y en una forma que pueda usar.

Yo creo que es tiempo de ampliar la definición de periodismo y hablar de “comunidades de informados”, una frase que se está usando ya en lugares como el Media Lab del prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Te ofrezco uno de mis ejemplos favoritos, una aplicación que se llama Next Drop, que ayuda a gente de la India a saber dónde encontrar agua cuando ésta escasea. Es un servicio que quizá no parece ser muy periodístico; pero sí está ayudando a su comunidad dándole información útil.

Yo creo que la piedra angular del futuro del periodismo es dejar de pensar que el periodismo sólo puede expresarse en periódicos y revistas, y enfocarnos en cómo informar a nuestras comunidades usando la aplicación o dispositivo que sea más accesible a la audiencia que necesita información.

“Lo más importante es que la gente encuentre información que le sea útil, relevante, confiable, interesante y en una forma que pueda usar”

¿Sobran periódicos y periodistas o todavía podemos encontrar nuevas formas de financiación?
El famoso escritor Clay Shirky dijo: “No hay un modelo general para que los periódicos reemplacen el que el Internet acaba de destruir”. Muchos pensamos que el modelo de negocio de los medios tradicionales ha fracasado. Pero esto no significa que no haya manera de ganar dinero como periodistas, simplemente que es más complicado que antes. Hace unas décadas, los periódicos funcionaban como monopolios. Es muy fácil ganar dinero cuando dominas un mercado.

Ahora el mercado está más diversificado y después de hacer mucha investigación sobre los modelos nuevos que están funcionando, no me ha sorprendido saber que para ser rentables, ahora los medios necesitan fuentes de ingresos más diversas, además de los anuncios y patrocinadores.

Entre las opciones que están funcionando para muchos medios tenemos también la organización de eventos, la venta de productos digitales y la transformación de suscripciones a membresías de múltiples niveles, pues han probado ser más exitosas que las suscripciones en línea. Si se puede lograr atraer a una buena audiencia, siempre va a ser posible financiar el negocio, sobre todo si piensas de una manera más creativa y desarrollas diversas fuentes de ingresos.

¿Por qué decidiste empezar en el mundo del periodismo?
Me aburro fácilmente y me encanta aprender y explorar nuevas ideas. Como periodista, cada día tenía un nuevo proyecto de investigación y, cuando encontré el Internet, abrí las puertas a un proyecto de investigación interminable. En palabras de uno de mis héroes favoritos, Gabriel García Márquez, “aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo”.

¿Cómo fue tu aventura hacia el mundo digital?
Aventura es una buena palabra para describirla. Estaba viviendo en el Norte de California en 1996, cuando empecé a oír de este fenómeno llamado “Internet”. En esa época no era tan obvio que iba a transformar al mundo; pero captó mi atención por varias razones.

No puedo explicarlo bien, pero sabía desde el principio que el Internet iba a llegar a tener una audiencia muy grande y el hecho de que cualquier persona pudiera publicar información en línea con muy poco de dinero, me impresionó mucho.

Ya se estaba hablando de la brecha digital; así que también creí que era importante luchar para que todos tuvieran acceso a la información en Internet; pero, como periodista, lo que más me impresiono fue la idea de que íbamos a poder democratizar la publicación de la información.

Empecé a estudiar cómo hacer sitios web en 1996, porque me di cuenta que con un website íbamos a poder competir con los grandes periódicos y canales de televisión sin gastar un montón de dinero en una prensa o en infraestructura para televisión.

“Todos mis libros, cursos y sitios web están dedicados a ayudar a quienes quieran publicar información en línea a saber cómo hacerlo, aún si no tienen muchos recursos”

Has escrito más de 25 libros sobre Internet, el mundo digital, periodismo, etc. ¿Cuál es el denominador común de todos estos libros?
Ayudar a la gente a compartir información por Internet. Todos mis libros, cursos y sitios web están dedicados a ayudar a quienes quieran publicar información en línea a saber cómo hacerlo, aún si no tienen muchos recursos. Desde enseñar cómo hacer HTML o cómo usar WordPress, hasta enseñar cómo escribir para la web o hacer un proyecto periodístico rentable en internet, todo tiene que ver con alentar y preparar más editores online.

Todos tus libros son muy pedagógicos. En este mundo digital ¿aún hay fronteras digitales que superar?
Claro que sí. Pero tuve la suerte que como periodista aprendí cómo aprender. Casi todos los periodistas tenemos esa ventaja, somos muy buenos en hacer las entrevistas e investigaciones necesarias para dominar casi cualquier tema. Es una gran ventaja en un mundo en donde todo va cambiando tan rápido y todos tenemos que seguir aprendiendo mucho más allá después de la escuela.

Pero la mayoría de la gente está acostumbrada a tener maestros y libros que le explican cómo hacer casi todo, paso a paso. Como periodista, aprendí cómo aprender sobre tópicos nuevos con rapidez, y después explicarlos de una manera muy simple. Por eso he tenido éxito escribiendo libros, como Web Sites For Dummies, que son muy pedagógicos.

“Cuando me presento, digo que no soy una experta, que no hay expertos en Internet”

Pero la verdad, no espero escribir muchos libros más. La tecnología y las tendencias de negocios en Internet están cambiando tan rápido ahora, que los libros se vuelven obsoletos casi tan pronto como se publican. Ahora estoy pensando en nuevos modelos, como vender una suscripción a un libro que se revise constantemente, para mantenerlo al día.

Cuando me presento, digo que no soy una experta, que no hay expertos en Internet, porque no es posible dominar este tema que siempre esta cambiando y ampliándose. Digo que soy una estudiante perpetua del Internet y que trabajo muy duro en mis estudios.

A finales de 2013 dirigiste el MOOC sobre Proyectos Periodísticos en Knight Center for Journalism in the Americas at the University of Texas. Un éxito si consideramos que se apuntaron más de 5.000 personas… ¿Cuál es el principal consejo a alguien que empieza en el mundo del periodismo?
Hay muchas maneras de trabajar en periodismo hoy en día. No tengo nada en contra de trabajar para los medios tradicionales. Yo empecé mi carrera como periodista en un periódico impreso y aprendí mucho de esa experiencia.

Pero tenemos que informar a los estudiantes que trabajar en diarios y canales de televisión y radio no es la única manera de ser periodista. Hay muchas nuevas formas de investigar y publicar información ahora, y necesitamos jóvenes creativos que busquen aún más.

No veo “un futuro” del periodismo, veo una evolución continua en la manera en que compartimos información en el mundo. En mi versión del futuro más optimista, imagino que más gente va a poder tener acceso a más información de la que ha sido posible en la historia del mundo, y lo va a hacer de maneras que ni siquiera podemos imaginarnos hoy.

¿Qué debe aprender alguien que ya lleve muchos años en la profesión y que sea reticente a los cambios digitales?
Pues entiendo que para muchos sea difícil cambiar. Respeto mucho a la gente con experiencia, aunque ya no soy tan joven, pero ya es tiempo de saber que tenemos que cambiar.

El mundo ha cambiado. Soñar en los buenos tiempos de antes no nos ayuda mucho hoy. Y aún peor, culpar a los jóvenes o a la Web de todos los problemas de los medios tradicionales es una gran distracción que hace que sea más difícil salvar las partes más esenciales del periodismo, que no son ya la tinta ni el papel.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para aprender. He tenido alumnos de ochenta y noventa años aprendiendo cómo hacer sus propios sitios web. Desafortunadamente, muchos periodistas son muy pesimistas. Tiene que ver con el hecho de que nos enfocamos mucho en las malas noticias, en lo peor del mundo. Enfocados tanto en lo negativo es difícil verle el lado bueno a cualquier cosa, especialmente a los cambios tan volátiles del periodismo.

En España vivimos momentos de muchos cambios. ¿Tienes en cuenta, te fijas en lo que pasa con el periodismo español?
No pretendo ser experta en periodismo de España, pero tengo amigos trabajando en diarios allí y leo las noticias; así que entiendo que no es nada fácil manejar medios en un país en que la situación económica es tan difícil. Me apena mucho por ustedes.

¿En qué medios deberíamos fijarnos en el ámbito latinoamericano?
Hay muchos ejemplos de innovación en América Latina. Ahora estoy más enfocada en los medios nuevos e independientes que están naciendo en toda la región. Entre algunos que ya tienen años en el aire y que me han impresionado están: Mi Voz, de Chile: Una de las compañías que más me ha impresionado en términos de ingresos diversificados. Ellos cubren noticias locales fuera de Santiago, pero tienen una oficina en la capital para administrar su negocio. El año pasado ganaron más de 2 millones de dólares con todas sus ofertas, incluyendo publicidad, investigaciones de mercado, capacitación y más.

Otros medios independientes que han atraído audiencias amplias y fieles incluyen a Animal Político, de México, que tiene más de 700.000 seguidores en Twitter; y La Silla Vacía, de Colombia, que tiene más de 500.000 seguidores en Twitter.

En 2010 decías “estar preocupada por la supervivencia del periodismo”. Cinco años después aún eres tan pesimista?
La verdad soy muy optimista, pero hay razones para estar preocupados por la supervivencia del periodismo; por lo menos del periodismo tradicional. En EE.UU. hemos perdido miles de periodistas de los periódicos tradicionales. De acuerdo al Pew Research Center, en 2007 teníamos 52,600 empleados de tiempo completo en las salas de redacción de periódicos norteamericanos. En 2012 (el último año investigado) teníamos 38 mil, y sabemos que hemos perdido mucho más desde entonces.

De 1998 a 2000, yo dirigí el equipo humano online del Miami Herald. Cuando empecé tenía muchas esperanzas; pero después de dos años peleando con periodistas negativos en un sistema muy burocrático, finalmente me cansé. Ahora mantengo mi optimismo trabajando con periodistas emprendedores y tratando de ayudar a periodistas tradicionales que quieren aprender cómo hacer periodismo digital.

Me encanta la premisa de tu libro “Optimismo para Periodistas”; lo recomiendo en mis clases y en mi nuevo sitio SembraMedia.com. dedicado a periodistas digitales y a otros emprendedores.

Muchas gracias, Janine. ¡Eres muy amable! Por otra parte, te hago la última pregunta: ¿Cuáles son la claves del nuevo MOOC sobre Periodismo Emprendedor que va empezar en breve?

En este curso me estoy enfocando en las preguntas más frecuentes que me hacen mis alumnos: cómo atraer una audiencia mayor y cómo ganar dinero. En mi experiencia, los periodistas son muy buenos emprendedores en términos de tener buenas ideas, poder hacer investigaciones de mercado muy profundas y poder trabajar de una manera independiente.

Pero en el área de cómo ganar dinero son de lo peor; incluso, muchos están en contra. Respeto el hecho de que necesitan preservar su ética y no ser corruptos, pero si no ganan suficiente para comer, no pueden hacer buen periodismo. En este clase, estoy usando mi experiencia como ejecutiva, emprendedora y tecnóloga, para ayudar a otros a encontrar la alquimia que se requiere para lanzar y sostener un negocio periodístico digital con ética y éxito.

Periodismo Emprendedor

Sobre el autor Ver todos los artículos Web del autor

Miquel Pellicer

Periodista y antropólogo. Nacido el año en que murió Elvis. Educado en los medios de comunicación locales, es autor del blog MiquelPellicer.com. Actualmente, director de Estrategia y Comunicación en Grupo Lavinia. Palabras clave de su currículum: FC Barcelona, Mundo Deportivo, Ayuntamiento de Barcelona, Enderrock, Transversal Web. Galardonado en los Premios Blocs Catalunya 2010 y miembro fundador del BCN MediaLab. Autor del libro Optimismo para periodistas.

2 ComentariosDejar un comentario

Leave a Reply

Tú email no será publicado. Los siguientes campos son necesarios *